Por su abundancia. La energía solar es la energía renovable más importante. Es limpia, abundante y fácil de cosechar, gracias a las tecnologías que hay disponibles. Cada día el sol envía al planeta suficiente energía solar para satisfacer las necesidades energéticas del mundo durante varios años. En una época donde el calentamiento global y la acumulación de CO2 son de especial preocupación, la energía solar puede convertirse en una solución muy valiosa para ayudar a proteger nuestro planeta.

 La actual generación de células solares convierten solo  de 15 a un 16 por ciento de la luz del sol en electricidad. Sin embargo en los últimos años ha habido avances significativos en su diseño. Algunos módulos nuevos logran alrededor de un 20% de eficiencia. 

 La respuesta, por supuesto, es que depende de la cantidad de energía que utiliza. Otro factor importante es si usted está tratando de complementar su suministro de energía con un sistema interconectado a la red de CFE o si está aislado de la red y tratando de cubrir todas sus necesidades de energía. Probablemente el primer elemento a considerar sea la cantidad de espacio en el techo que tiene disponible para la colocación de los paneles solares. Una instalación con cerca de 14 paneles, probablemente daría un 40 % a 50% de sus necesidades energéticas. Si usted tiene un área grande de la azotea es probable que tenga capacidad para alrededor de 24, paneles de 145 Watt de potencia y cubrir el 75% -100% de sus necesidades energéticas. Si el techo no está orientado al sur o si está sombreado parcialmente la producción de energía será menor. Uno de nuestros técnicos de energía solar puede ayudar a determinar lo que es práctico para su hogar y la cantidad de energía que prácticamente se puede generar a partir del espacio que tiene y el consumo regular que hace de energía.

 Probablemente. Expertos en bienes raíces en la actualidad consideran que dado el crecimiento de esta tecnología y los grandes incrementos en las tarifas de CFE, un sistema solar puede aumentar el valor de la vivienda.  Sin embargo, esto depende en gran medida el mercado local por lo que será necesario consultar esto con un asesor inmobiliario antes de tomar esta decisión si usted sabe que está planeando vender en un período relativamente corto de tiempo. 

Si. El sistema eléctrico solar continuará operando bajo cubierta de niebla o de nubes, pero su producción se reducirá. La salida del sistema eléctrico solar de energía es relativa a la “profundidad” de la cubierta de nubes y la cantidad de luz que entra, pero la niebla típica sólo reduce la potencia de salida en un 50%. Nubes de tormenta harán la reducción sustancialmente mayor, pero el sistema sigue produciendo energía. Por otro lado el sistema se calcula para producir en un periodo de un año la energía que se prevé consumir en ese periodo, dado que el contrato de interconexión con CFE , establece un “Banco de energía” que conserva los excedentes producidos hasta por un año” 

 Orientado al sur obtendrá el mayor rendimiento, pero mirando hacia el este al oeste y también tienen gran producción. Si hay una cubierta de techo, con los metros cuadrados necesarios, es una gran opción. También podemos construir una estructura para montaje en tierra si hay espacio en la propiedad. 

 Si. La mayoría de sistemas eléctricos solares comerciales se instalan en techos planos. Los paneles solares se montan generalmente en bastidores que exponen el panel al sol en un ángulo óptimo para obtener la mayor cantidad de luz. 

 No, los módulos solares son muy ligeros. El peso combinado de los soportes y módulos solares es sólo de 18kg./mt2

 Los paneles tienen una garantía de 25 años. Pero el tiempo de vida del sistema es de más de 30 años. 

 Los sistemas solares eléctricos residenciales suelen tardar entre dos a cinco días para instalar, en función del tamaño y la complejidad de su sistema eléctrico solar. Sin embargo, en nuestra experiencia, el tiempo es generalmente más largo, porque hay que esperar a que la CFE instale el medidor bidireccional de electricidad (en un sistema interconectado a red). 

 El medidor bidireccional registra la energía suministrada por la red a su circuito interno así como la energía que el sistema solar manda a la red pública. Al final del periodo el recibo de CFE especificará estas cantidades y se cobrará solamente la energía restante.